Excepciones en el juicio ejecutivo cambiario  
Por Nuri Rodríguez y Virginia Bado

En la ejecución cambiaria rige el principio de la limitación de las excepciones, con el cual se confiere más seguridad y certeza al título valor y, a la vez, se  restringen las maniobras dilatorias en el juicio ejecutivo.

El artículo 45 del Decreto Ley 14.412 establece:

"Contra la acción ejecutiva de los cheques no se admitirán más excepciones que las de falsedad material, compensación de crédito líquido y exigible, prescripción, caducidad y pago y espera o quita concedida por el demandante, que se probare por escritura pública o por documento privado, judicialmente reconocido.

También serán admisibles las excepciones procesales de inhabilidad del título, falta de legitimación activa o pasiva del demandante y del demandado, falta de representación, litispendencia o incompetencia.

Cualquier otra excepción fundada en las relaciones personales entre el actor y demandante, no obstará al proceso del juicio ejecutivo".

Luego, el Decreto Ley 14.701 sobre títulos valores, al regular las letras de cambio incluye un artículo 108, casi idéntico al artículo 45 del Decreto Ley 14.412, trascrito. El artículo 108 establece:

"Contra la ejecución de las letras de cambio, no se admitirán más excepciones que la de falsedad material, compensación de crédito líquido y exigible, prescripción, caducidad, pago o espera o quita concedida por el demandante que se pruebe por escritura pública o por documento privado judicialmente reconocido o concordato homologado.

También serán admisibles las excepciones procesales de inhabilidad del título (falta de algunos de los requisitos esenciales exigidos por el art. 3°), falta de legitimación activa o pasiva del demandante o del demandado, falta de representación, litispendencia o incompetencia, sea de jurisdicción o por razón de cantidad.

Cualquier otra excepción fundada en las relaciones personales entre el actor y el demandado, no obstará al progreso del juicio ejecutivo".

Como se puede apreciar de la simple lectura de los textos transcriptos los artículos 48 y 108 de los decretos leyes 14.412 y 14.701, sólo tienen diferencias de detalle entre sí.  

Las excepciones pueden clasificarse en cambiarias y procesales. 

        A. Excepciones cambiarias

1. Excepción de falsedad material

El legislador ha excluido, expresamente, con la referencia a la sola falsificación material, la excepción de falsedad ideológica[28]. El Decreto Ley 14.701 recoge la misma solución en su artículo 108: "La falsedad material consiste en la adulteración total o parcial del título"[30]. Puede recaer sobre cualquiera de las enunciaciones del título e incluso sobre las firmas. La excepción de falsedad de la firma sólo podrá ser opuesta por aquel cuya firma hubiere sido falsificada pero no por los restantes obligados pues, como se recordará, los que suscriben un título valor contraen una obligación autónoma.

2. Excepción de pago

El demandado podrá oponer excepción de pago, para lo cual deberá justificar debidamente que ha efectuado el pago del título,  a quien lo ejecuta, sin requerir su devolución. La excepción de pago no se podrá oponer contra el tenedor que no recibió el pago y que, precisamente por ello, promueve la ejecución.

Lo normal es que contra el pago de un título valor, éste sea restituido a quien lo paga. El excepcionante deberá tener un documento firmado por el actor en que se indique el pago y se individualice el título.

3. Excepción de compensación de crédito líquido y exigible

La excepción podrá oponerse toda vez que el deudor ejecutado sea a su vez acreedor del ejecutante por un crédito líquido y exigible. La excepción es personal y relativa y se relaciona con vínculos extracambiarios entre actor y demandado en el juicio.

4. Excepción de espera o quita

El Decreto Ley 14.701 agrega, al referirse a la espera o quita, la expresión "concordato homologado". Ese agregado tiene una finalidad aclaratoria, puesto que puede sobreentenderse que en un concordato hay concesión de espera o quita. En el Decreto Ley 14.412 no existe la aclaración; pero igual debe entenderse que el ejecutado podrá oponer como excepción la espera o quita contenida en un concordato homologado.

5. Excepción de prescripción  

    * Concepto

La prescripción es un modo de exoneración  de las obligaciones que opera por el no uso de la acción en el tiempo señalado por la Ley. 

        * Términos

Para cada título valor hay un término de prescripción diferente: 

   Vales:

1. Prescripción de las acciones contra el librador : 4 años contados desde el vencimiento.

2. Prescripción de las acciones contra los endosantes y avalistas: 1 año contado desde el vencimiento.

3. Prescripción de las acciones del que pagó contra los demás obligados: 6 meses contados desde el día que pagó o desde el día que se le notificó la demanda.

Letra de cambio: 

  1. Prescripción de las acciones contra el girado aceptante: 3 años contados desde el vencimiento de la letra.

 2. Prescripción de las acciones contra el librador, endosantes y avalistas: 1 año contado desde la fecha del protesto por falta de pago.

 3. Prescripción de las acciones del que pagó contra los demás obligados: 6 meses desde que pagó o desde que le notificaron la demanda.

    Cheques: 

1. Prescripción de las acciones contra el librador, endosantes y avalistas: 6 meses contados desde el vencimiento del plazo de presentación. 

2. Prescripción de las acciones del que pagó contra los demás obligados: 6 meses contados desde el pago.

*Interrupción de la prescripción

De acuerdo con el régimen establecido en el artículo 1.026 del Código de Comercio, con la redacción que le ha dado la Ley 17.292, la prescripción se interrumpe por cualquiera de las vías siguientes[33]:

"1º Por el reconocimiento que el deudor hace del derecho de aquél contra quien prescribía[34].

2º Por medio de emplazamiento judicial notificado al prescribiente. El emplazamiento judicial interrumpe la prescripción, aunque sea decretado por Juez incompetente[35].

3º Por medio de intimación judicial, practicada personalmente al deudor, o por edictos al ausente cuyo domicilio se ignorase[36].

4º Por la admisión de una pretensión concursal deducida por el deudor[37].

En lo que respecta a la interrupción de la prescripción por el emplazamiento judicial notificado al prescribiente, tenemos una excepción en materia de cheques, en virtud de lo dispuesto por el artículo 68, inciso 2, de la Ley 14.412: "la acción intentada contra un endosante o el librador interrumpirá la prescripción ...".

Por lo tanto, en materia de cheques, la mera interposición de la demanda ejecutiva interrumpe la prescripción. No es necesario que se le notifique la demanda al ejecutado para que se configure la interrupción[38].

Además, según el mismo inciso del artículo 68, la acción promovida contra un endosante o contra el librador interrumpe el término de prescripción con respecto a los endosantes contra los que no se haya iniciado acción alguna. La norma es coherente con la disposición contenida en el artículo 1.027 del Código de Comercio, que dice así: "La interpelación hecha conforme al artículo precedente a uno de los deudores solidarios o su reconocimiento, interrumpe la prescripción contra todos los demás, y aún contra sus herederos".

Se omitió prever que la iniciación de una acción contra un endosante interrumpe la prescripción con respecto al librador[43]. Sin embargo, entendemos que igual se produce la interrupción por aplicación de la norma general contenida en el mencionado artículo 1.027.

*Interversión de la prescripción

El artículo 1.026 del Código de Comercio, en su nueva redacción, se refiere a la posibilidad de que el plazo de prescripción comience a correr nuevamente. Respecto al momento que recomenzaría a correr el plazo de prescripción, el artículo 1.026 establece tres casos: "en el primer caso, desde la fecha del reconocimiento; en el segundo, desde la fecha de la última diligencia judicial que se practicare en consecuencia del emplazamiento; en el tercero, desde la fecha de la intimación o de la última publicación en el Diario Oficial; en el caso del numeral 4º, comienza a correr de nuevo, una vez concluido el proceso concursal".

Respecto de los títulos valores, el artículo 1.026 contiene una disposición especial: "En materia de títulos valores cuando haya recaído sentencia de condena se aplicará lo dispuesto por los artículos 1.216 y 1.220 del Código Civil”. La norma se aplica al supuesto en que el portador del título valor promovió ejecución y en el proceso se dictó sentencia. En tal caso, no se puede ya invocar una prescripción del título valor, puesto que su portador ejerció judicialmente los derechos que le confiere. A partir de la sentencia dictada en el juicio ejecutivo, quien ejecuta el título, tiene los derechos emergentes de la sentencia. Esos derechos prescriben en el plazo de 20 años, según dispone el artículo 1.216 del Código Civil. El término comienza a correr desde que “causó ejecutoria”, aplicando el artículo 1.220 del Código Civil[44].

6. Excepción de caducidad

Quien no se presente en tiempo a cobrar el título, pierde por su negligencia, las acciones cambiarias[5].  

Se pierde la acción cambiaria en el cheque, si el título no se presenta en los plazos de presentación establecidos por el Decreto Ley (art. 29 de la Ley) [4]. Igualmente se pierde la acción ejecutiva cambiaria si el banco no estampa en el cheque la constancia de la falta de pago y, si en tal caso, el tenedor no realiza una diligencia de protesto notarial. Si el cheque no tiene la constancia de rechazo o no se protesta, no es título ejecutivo. El portador no puede pretender formar un título ejecutivo por la vía del reconocimiento de firma, porque para el cheque, el Decreto Ley ha dispuesto condiciones específicas. En la letra de cambio, se pierden las acciones cambiarias si el portador no presenta la letra  para la aceptación o para el pago o si no realiza los protestos legales.

B.  Excepciones procesales

En el artículo 45, inciso 2, el Decreto Ley admite la interposición de excepciones de contenido procesal. El Decreto Ley 14.701 contiene un texto similar pero algunas precisiones mayores.

1. Inhabilidad del título

La inhabilidad del título supone la falta de alguno de los requisitos esenciales exigidos por la Ley para cada título valor. El título sin un requisito esencial no ha nacido como título valor, no confiere derechos cambiarios ni acción cambiaria ni acción ejecutiva. De manera que esta excepción debe ser conceptuada como excepción material y procesal a la vez.

También, se configura inhabilidad del título cuando no se ha cumplido con las condiciones requeridas para formar el título ejecutivo.

2. Excepción de incompetencia

Cuando se trata de la excepción de incompetencia, se agrega: "Sea de jurisdicción o por razón de cantidad", también con una finalidad aclaratoria del alcance de la norma, que quizás no sea suficiente. En efecto, con la redacción del Decreto Ley 14.412 podría plantearse la duda de si es posible oponer excepción de falta de jurisdicción, entendiendo que jurisdicción y competencia son dos cosas distintas. Con la redacción del Decreto Ley  14.701, puede dudarse si es admisible la excepción de incompetencia por razón de lugar.

3. Falta de legitimación activa

Si el actor del juicio ejecutivo no acredita ser el poseedor legítimo del título, atendiendo a su forma de circulación, el demandado podrá oponer esta excepción. Cuando el título es al portador, el legitimado activo es el poseedor. Cuando es a la orden, el legitimado activo es el último endosatario de una cadena regular de endosos. Si el título es nominativo, el legitimado es el portador que puede probar ser el último endosatario cuyo nombre, además, conste en el libro registro que lleve el creador. 

4. Falta de legitimación pasiva

Si el demandado no es obligado cambiario podrá oponer esta excepción. Obligado cambiario es todo aquel que firma un título valor.

5. Falta de representación  

Esta excepción procederá toda vez que en la demanda ejecutiva comparezca una persona invocando una representación o un poder sin justificarlo de acuerdo a las exigencias de la Ley.

5. Litispendencia  

Esta excepción procede toda vez que el demandado en el juicio ejecutivo pueda probar que exista un juicio ordinario o ejecutivo, iniciado antes.

C. Excepciones inadmisibles

* Las derivadas de la relación fundamental = abstracción

Tanto el artículo 45 del Dto. Ley 14.412 sobre cheques como el artículo 108 del Dto. Ley 14.701 sobre títulos valores, contienen una norma que establece que el obligado demandado no puede excepcionarse con sus relaciones personales con el actor, comprendiendo las relaciones extracartulares que los pudieran vincular o las que pudieran nacer de otros negocios jurídicos celebrados entre ellos

Se trata de una aplicación del principio de la abstracción de los títulos valores. El título valor creado se desvincula de la relación fundamental que fue su causa. Su librador no puede oponer al tenedor, aunque se trate del primer tomador, excepciones que tengan que ver con el negocio jurídico celebrado entre ellos, a raíz del cual se emitió el título. El librador ejecutado tampoco puede oponer excepciones que tengan que ver con otras relaciones jurídicas pendientes que le vinculen con el actor, salvo la compensación o la quita o espera concedida.

                    * Las de otros obligados cambiarios = autonomía

Por aplicación del principio de la autonomía de las obligaciones de cada obligado, el demandado para el cobro no puede excepcionarse o defenderse utilizando excepciones de otros obligados cambiarios. Por ejemplo no puede excepcionarse alegando el hecho de que el lleve firmas falsas o imaginarias o de personas incapaces o carentes de legitimación.

D. Excepciones admisibles pero no enumeradas

La enumeración de excepciones, tanto del artículo 108 como del artículo 45, es taxativa. No podrá admitirse en el juicio ejecutivo promovido para el cobro de un cheque, una excepción no prevista expresamente en ese texto legal [50]. Sin embargo, entiendo que el texto legal puede verse ampliado o restringido por aplicación de los principios generales aplicables a los títulos valores.

Por aplicación de principios generales se podrá admitir alguna excepción no establecida en los textos legales. Por ejemplo en el caso de que se reclame más de lo debido, el demandado podrá armar una defensa en base a la literalidad, rasgo de los Títulos Valores contenido en la definición del artículo 1 del Decreto Ley.

El legislador no ha previsto expresamente una solución para la hipótesis de la falta de consentimiento o de vicio del consentimiento del librador, provocado por error, dolo o violencia.

También es admisible la excepción de usura en el caso de incumplimiento a lo dispuesto en el Dto. Ley 14.887 y Ley 17.569.