¿Cuáles son los vencimientos en la letra de cambio, en el vale y en el cheque?

Por Virginia Susana Bado Cardozo y Carlos López Rodríguez

Vencimiento es la oportunidad en que debe verificarse el pago. Es el día en que la obligación se hace exigible. Término es el período de tiempo que transcurre desde la fecha de creación hasta el vencimiento

I. Vencimientos en la letra de cambio

En cuanto a las letras de cambio, el Decreto Ley 14.701 prevé distintas modalidades de vencimiento en el artículo 78, que establece:

“La letra de cambio podrá librarse:

I) A la vista.

II) A cierto plazo desde la vista.

III) A cierto plazo desde su fecha y

IV) A fecha fija.

Las letras de cambio que indiquen otros vencimientos o vencimientos sucesivos se considerarán pagaderas a la vista”.

De manera que sólo se admiten las cuatro modalidades de vencimiento, previstas por la Ley. El librador de una letra no puede estipular otra modalidad de vencimiento; si lo hiciere, la mención se tendrá por no puesta y la letra se reputará pagadera a la vista.

El vencimiento debe ser cierto para la seguridad de la circulación, inherente al Derecho cambiario, en beneficio del portador y del mismo deudor. En consecuencia, el vencimiento condicionado a la realización de un suceso futuro e incierto[9], o el vencimiento que consista en un plazo sometido a condición resolutoria[10], no sería válido.

En este sentido, Cámara, comentando jurisprudencia francesa, considera improcedente que el portador reclame el pago antes del vencimiento en virtud de una cláusula de exigibilidad inmediata en caso de producirse ciertos hechos. Tal solución, dice Cámara, resulta improcedente desde que importa una fecha incierta de vencimiento[11]. El vencimiento debe ser cierto - no ambiguo - cualquiera sea la forma adoptada, no pudiendo quedar sujeto a condición o a cualquier otra eventualidad[12].

Los vencimientos se clasifican en absolutos y en relativos.

A. Vencimientos absolutos

Los vencimientos absolutos son aquéllos que están determinados desde el mismo momento en que se crea la letra. La Ley establece dos modalidades de vencimientos absolutos. Son las siguientes.

1. A fecha fija

En la letra se expresa “páguese esta letra el día 31 de diciembre de 2003”. Se estipula en la misma letra el día de vencimiento.

2. A cierto plazo desde la fecha

La letra fija un término que se computa a partir de la fecha del libramiento de la letra.

La letra dice, por ejemplo, “páguese por esta letra la suma de tantos pesos a los 60 días de la fecha”.

B. Vencimientos relativos

En los vencimientos relativos, éstos dependen de un hecho posterior a la creación. Hay dos modalidades:

1. A la vista

El Decreto Ley 14.701 establece que, si no se estipula vencimiento, la letra de cambio se considerará pagadera a la vista, esto es, que será pagadera a la presentación, en el momento en que el beneficiario desee hacerlo (artículo 56 inc. 2) pero dentro del término legal de un año o en el que se estipulare (artículo 79).

El artículo 79 establece: “La letra de cambio a la vista será pagadera a su presentación”.

Vencerá cuando el tenedor desee presentarla. De manera que no se sabe cuando vence porque ello va a depender de la voluntad del beneficiario; se pagará el día en que el beneficiario se presente a cobrarla.

La norma impone que el tenedor debe requerir el pago en el término de un año a contar de la fecha de la creación. Se fija el plazo para que la obligación no quede pendiente por tiempo indefinido.

El artículo 79, también, prevé que el librador pueda acortar o alargar el plazo de un año para la presentación. El librador lo hará de acuerdo a su conveniencia y a las relaciones que tenga con el girado.

El creador puede diferir el plazo de presentación, estipulando que la letra no se presente antes de una fecha indicada. Por ejemplo, la letra de cambio dirá: Páguese a la vista. Preséntese después del día 25 de marzo de 2005”.

El librador sabe que el girado tendrá la provisión de fondos, recién después de la fecha indicada y por ello fija ese término, dejando luego en libertad al portador para que la presente cuando lo desee. En ese caso, el plazo de un año, fijado por el artículo 79 corre a partir de la fecha fijada, en el ejemplo, a partir del 25 de marzo de 2006.

2. A cierto plazo desde la vista

Esta modalidad está prevista en el artículo 80. La letra de cambio dirá, por ejemplo, así:  “Páguese por esta letra la cantidad de tantos pesos en el término de 60 días a contar de la vista”.

En este caso, el término corre a partir de la aceptación por el girado o del protesto por falta de aceptación.

El plazo de vencimiento empezará a correr a partir de un acto posterior al acto de creación, cuya fecha no puede predeterminarse. En estas letras, el tenedor tiene la carga de requerir la aceptación de la letra de cambio, para que comience a correr el término. 

El tenedor puede presentarla para requerir la aceptación cuando quiera, con el límite fijado por el artículo 71. El artículo 71 dispone que las letras a cierto plazo desde la vista, deben presentarse a la aceptación dentro del plazo de un año. El librador puede acortar o alargar ese plazo.

El girado, al aceptar, debe poner la fecha de la aceptación (artículo 73, inc. 2). Si el girado no puso la fecha de la aceptación y no se protestó por tal motivo, se considerará como fecha de aceptación, el último día del plazo de un año señalado por el Decreto Ley 14.701 o el último día del plazo fijado por el librador para que se presente la letra a la aceptación.

Si la letra de cambio, el término del vencimiento corre a partir del protesto.

II. Vencimientos en los vales

El artículo 125 del Decreto Ley 14.701 autoriza que se extiendan a la vista, a cierto plazo desde su fecha y a fecha fija: "Los vales, pagarés y conformes pueden ser extendidos a la vista, a cierto plazo desde su fecha y a fecha fija. Pueden asimismo, tener vencimientos sucesivos y en tal caso, podrá pactarse, expresamente, que el no pago de una o varias cuotas haga exigible el documento".  

Según surge de lo que se acaba de transcribir, el artículo 125 incluye una mención, relativa al pacto del pago en cuotas. Se autoriza que se pacte vencimientos sucesivos y para tal caso, también, se autoriza que se pacte que la falta de pago de una o más cuotas sucesivas hará exigible el pago de toda la suma adeudada. La solución legal recoge una fórmula utilizada en la práctica.

No corresponde su emisión a cierto plazo desde la vista, puesto que, a diferencia de las letras, los vales no se deben presentar para la aceptación de ningún girado.

III. Vencimientos en los cheques

Por disposición del artículo 28 del Decreto Ley 14.412, el cheque es pagadero a la vista, esto es, a su presentación. Una mención contraria que se estipule en el cheque se tendrá por no escrita.

En consecuencia, el cheque es siempre pagadero a su presentación.

 

 


[9] Pérez Fontana, Títulos Valores, t. III, Letra de cambio, valores, pagarés, p. 146.

[10] Bugallo Montaño, Títulos Valores, p. 56.

[11] Cámara, Letra de Cambio y Vale o Pagaré, t. III, p. 510.

[12] Cámara, íd., t. I, p. 377.

 

 

Volver a Derecho